Con motivo de la celebración de las vacaciones de Semana Santa, una de las épocas del año donde más desplazamientos se producen por toda la geografía nacional, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), quiere un año más aportar su granito de arena para evitar desagradables imprevistos durante el trayecto. Queremos destacar que un incremento de la velocidad aumenta el riesgo de sufrir un accidente. Reducir el límite de velocidad de 115-110 km/h a 97-88km/h, puede llegar a disminuir el número de accidentes mortales en un 54%.
Con el objetivo de que su viaje sea lo más seguro posible, CEA aconseja tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Puesta a punto del vehículo antes del viaje:  semana_santa revision

Comprobar todos los niveles del vehículo como agua, aceite, líquido para el limpiaparabrisas o de frenos así como el estado de la batería y de los bornes.
Observar el dibujo de los neumáticos, la banda de rodadura y la presión, incluida la rueda de repuesto, conforme a las medidas que indique el fabricante.
Examinar los elementos obligatorios que, en caso de avería, debe equipar su vehículo: chaleco reflectante, pareja de triángulos de señalización de emergencia, gato, herramientas, juego de luces y fusibles de repuesto.
Vigilar el estado de los amortiguadores, luces – incluido los testigos – y comprobar que lleva de repuesto.
Programar el viaje con antelación, evitando, en la medida de lo posible, los días de mayor afluencia de tráfico.
Llevar el teléfono de la compañía de asistencia en viaje a mano, para que en caso de incidencia, evitar sobresaltos.
2. Durante el viaje:

El conductor y el resto de los ocupantes deben llevar siempre puesto el cinturón de seguridad. Los niños siempre deben ir sujetos con sistemas de retención infantil homologados a su peso y talla.
Ingerir alimentos ligeros. Los alimentos deben ser ricos en proteínas y vitaminas, evitando comidas grasas, con exceso de calorías o flatulentas. semana_santa4 viajar niños
No consumir alcohol si se va a conducir: disminuye los reflejos, crea sensación de euforia y una falsa inseguridad. Incluso en sus niveles más bajos.
No rebasar en ningún caso los límites legales de velocidad, y mantener en todo momento la distancia de seguridad, circulando siempre por la derecha excepto para adelantar.
En caso de viajar con animales deben utilizarse dispositivos especiales de sujeción.
3. CEA recomienda

Viajar durante el día, sobre todo si tiene problemas de visión o es proclive a quedarse dormido. Disponer de gafas de corrección de repuesto y solares.
No fijar una hora de llegada al destino, puesto que con ello sólo conseguirá ponerse más nervioso y realizar una conducción más imprudente. No realizar una conducción continuada durante mucho tiempo, descansar cada dos horas o 200Km. Al mínimo síntoma de cansancio, parar el vehículo y descansar el tiempo necesario.
Si se viaja con niños buscar las horas de menor radiación solar – mañana o tarde -, y hacer paradas periódicas. Esto tranquiliza a los pequeños.
Hay que tener cuidado con el aire acondicionado, puesto que reseca el ambiente y provoca fuertes cambios de temperatura cuando salimos del coche. Es conveniente abrir las ventanillas de vez en cuando, con el fin de humedecer el habitáculo.
Además, por segundo año consecutivo CEA ha elaborado junto con la Comunidad de Madrid, la Cátedra de la Seguridad Vial de la Universidad de Alcalá de Henares y la Fundación José Pons una GUÍA DE CONSEJOS que recoge una serie de recomendaciones para el conductor y los acompañantes, con el objeto de contribuir a fomentar la seguridad vial. CEA pone esta guía a disposición de los automovilistas en las diferentes oficinas a nivel nacional, con la finalidad de una mayor difusión de su contenido.

Fuente: www.cea-online.es